Ir a Inicio > Centros de formación en Argentina > Colegios > Colegio de Abogados de San Isidro

Información


AMBITO INSTITUCIONAL

El Colegio de Abogados de San Isidro, fundado en 1965 rige su desenvolvimiento conforme a lo establecido por la ley 5177, que establece la colegiación obligatoria en el ámbito de la Provincia de Buenos Aires. Es una persona de derecho público no estatal sin fines de lucro. No posee ningún tipo de subsidio y se sostiene exclusivamente con el aporte de sus matriculados; los que revisten el carácter de activos al inicio de Agosto de 2007 ascienden a 9.500 abogados.
 
Otras Comisiones y Departamentos son concomitantes con los compromisos institucionales del Colegio: las Comisiones de Administración de Justicia, Defensa del Abogado, Incumbencias Profesionales, Interpretación y Reglamento, Legislación General y Seguimiento Legislativo, Ley 5177, Jóvenes Abogados.
El Tribunal de Arbitraje General, presidido por el Dr. Marcelo A. Petrossi, funciona en la sede de nuestro Colegio en forma ininterrumpida desde el año 1992, con la misión de posibilitar soluciones rápidas a quienes acuden en forma voluntaria.
El Colegio de Abogados de San Isidro desde sus orígenes, se ha consustanciado en la problemática e incidencia socio-cultural, económica y política del profesional. La defensa de las incumbencias profesionales y el llamado recurrente a la optimización del servicio de administración de justicia han fijado un punto de acatamiento y consenso en el foro y su entorno, la comunidad.
  
Se trabaja con todos los medios disponibles que propendan al bienestar del abogado, tal como lo manda la ley. Aún más, registra la historia del Colegio la asunción de compromisos tan serios que le permiten gozar en su medio de una posición de legítimo prestigio: la defensa del Estado de Derecho y de las libertades individuales en tiempos harto difíciles para la República, el patrocinio gratuito para los que carecen de recursos, la iniciativa de sanciones legales, un rol activo en el Consejo de la Magistratura, el pedido de remoción de Jueces de acuerdo a los mandatos constitucionales, el compromiso de la calidad y excelencia académica para sus matriculados, el aliento permanente para la concreción del COADEM (Colegios y Órdenes de Abogados del MERCOSUR -Abogacías de Argentina, Paraguay, Brasil y Uruguay), la creación de un Tribunal de Arbitraje.

Estos hitos en la vida de la Institución y el empeño demostrado por las actuales autoridades en defensa del Estado de Derecho y el imperio de la ley como baluarte de la Justicia, han transformado al Colegio de Abogados de San Isidro en un genuino referente de la abogacía argentina y la sociedad en su conjunto.
 
AREA DE GESTIÓN SOCIAL
"DEFENDER GRATUITAMENTE A LOS POBRES".

Esta expresión forma parte de la fórmula del juramento de ley que los abogados de la Provincia de Buenos Aires deben prestar en el acto de ingreso a la matrícula. El Colegio de Abogados de San Isidro, fiel a dicho mandato ha contemplado el funcionamiento de un Area de Gestión Social que tiende a responder las demandas que sectores de la sociedad plantean por situaciones de extrema precariedad.

La actividad de un Consultorio Jurídico Gratuito, dirigido por la Dra. Norma Sciarrone, una Defensoría del Menor, instituida en defensa de los derechos del Niño, cuya Directora es la Dra. Flavia Valgiusti y un Cuerpo de Mediadores, cuyo objetivo es prodigar soluciones alternativas a los conflictos bajo la dirección de la Dra. María Rosa Ávila.

La constitución de esta red de gestión social cumple la finalidad de facilitar a los más carenciados el acceso a la administración de justicia, apoyados por el espíritu solidario de un grupo incondicional de colegas que desinteresadamente prestan su colaboración.  
 
AMBITO ACADÉMICO, CULTURAL Y DEPORTIVO
La educación en la justicia y la instrucción en el derecho son las pautas básicas de la formación del abogado. Asumiendo la calidad y la excelencia en la actualización y el perfeccionamiento académico este Colegio de Abogados ha conformado un Area Académica, bajo la presidencia del Dr. Gustavo F. Capponi, que tiende a satisfacer las expectativas de profundización en cuestiones jurídicas y a dotar decompetitividad a los abogados en un medio cada vez más exigente en idoneidad y eficiencia.
 
La sede del Colegio funciona como claustro académico. Allí se dictan clases diariamente.

Anualmente son centenares los abogados que, en calidad de alumnos regulares, asisten a los cursos sobre diferentes temáticas.
La propuesta comprende jornadas y cursos de iniciación, de actualización de perfeccionamiento profesionales y carreras de posgrado.

En posgrado, el Colegio tiene celebrado un convenio de transferencia tecnológica con la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Buenos Aires único en su tipo.
Comprende la propuesta las carreras de: Asesoría jurídica de empresas, derecho tributario y derecho penal, y todos sus títulos son otorgados por la Universidad de Buenos Aires.

Los claustros docentes han sido destacados por Profesores de prestigiosa trayectoria nacional e internacional.
El Area también organiza encuentros, conferencias, jornadas, seminarios, congresos nacionales e internacionales, como espacio para debatir diversas temáticas de actualidad.

La actividad docente se complementa con la labor de investigación prestada por los Institutos de diversas ramas del quehacer jurídico, muchos de ellos en funcionamiento desde los albores de la fundación del Colegio. Se dictan cursos de idiomas.
La Biblioteca, pública, abierta y gratuita facilita al abogado y la comunidad las tareas de consulta e investigación poniendo a su disposición bibliografía continuamente actualizada.

El Coro, el Taller literario, el Taller de Teatro completan el panorama de las inquietudes culturales de los colegas.
La Comisión de Deportes ha colocado al Colegio entre los más destacados en las distintas disciplinas en el ámbito nacional.

AMBITO DE DIFUSIÓN

La información, la investigación, el reclamo, se expresan a través de la prensa oral y escrita, en el medio local, nacional e internacional con la presencia de delegados especialmente designados para asumir la representación institucional o por medio de las publicaciones elaboradas e impresas en el mismo seno del Colegio: libros, revistas y diarios.

La opinión así expresada ha colocado al Colegio de Abogados de San Isidro a la vanguardia de las instituciones de la abogacía en la República Argentina.
 
 El sábado 11 de junio de 1580. don Juan de Garay, fundó la ciudad de la Trinidad -hoy Buenos Aires- capital de la República Argentina.
Y el lunes 24 de octubre de ese mismo año, repartió las "tierras de pan llevar", entre los sesenta y siete vecinos fundadores, para que pudieren contar con lo preciso para vivir conforme al estilo de esos tiempos.
Dieciocho de esos primeros pobladores poseyeron fracciones en San Isidro, quince en Vicente López y dos en San Fernando.

Al instalarse los primeros pobladores, comenzaron a integrarse pequeñas comunidades y con ellas lo tradicional: la erección de una capilla o parroquia, la jurisdicción de una autoridad civil o judicial y las normas mínimas de convivencia que regulan los comportamientos humanos.
 
Así transcurrieron los años, hasta que Domingo de Acassuso, muy devoto de San Isidro Labrador decidiera levantar una capilla con su nombre, el 15 de octubre de 1706, la que fuera convertida en Parroquia en 1730. 
 
En 1778 habitaban la zona 3.047 personas. Ya en ese entonces, referirse a San Isidro, era hacerlo con el pago de Monte Grande o Pago de la Costa, que comprendía además a Vicente López, y zona aledaña.
 
En 1779 se designó el primer Alcalde de Hermandad, nombramiento que recayó en la persona de Juan Francisco Zacarías. Los alcaldes cumplieron sus misiones anuales, hasta 1884, ocasión en que fueron sustituidos por los Jueces de Paz.
 
La localidad, por aplicación de la Ley Orgánica de Municipalidades, contó con gobierno local a cargo de intendentes, sistema que rige en la actualidad, con el Concejo Deliberante como cuerpo deliberativo y los jueces de Faltas, para la aplicación de la justicia municipal.

La llegada de multitudinarias corrientes inmigratorias a fines del siglo XIX, la instalación de vías férreas que el 13 de octubre de 1863, habilitó la estación del Ferro Carril del Norte, el permanente atractivo de sus barrancas, como toda la actividad relativa a la náutica, fueron dando más vigor y crecimiento a su entorno.
Ya al comenzar la segunda parte de este febril siglo XX, motivó la pronta búsqueda de soluciones, para encauzar tan desmesurado desarrollo.

La misma preocupación tenían los profesionales del derecho puesto que era grave trastorno tener que ir a litigar a la sede tribunalicia de La Plata.
Esta desvinculación se produjo cuando se creó el Departamento Judicial, que comprendió ab initio los partidos de San Isidro, Vicente López, San Fernando, Tigre, Pilar, San Martín, San Miguel.
Posteriormente -y como consecuencia de similares reclamos, hubo segregación, quedando en la actualidad jurisdiccional, los cinco partidos nominados en primer lugar.

También resultó arrollador el crecimiento tribunalicio. Los primeros juzgados civiles, comerciales, criminales, correccionales, laborales no pudieron -pese al empeño puesto- atender todos los reclamos presentados. Por ello no sólo hubo que multiplicarlos, sin 'además- dotarlos de un edificio acorde con la actividad jurídica, hecho que se materializó al inaugurarse la sede actual.
Al nacimiento y crecimiento de esta actividad, el Colegio de Abogados debió dar rápidas, eficaces y permanentes respuestas institucionales y académicas.

Y para plasmarlas, en lo edilicio recurrió a una antigua casona, ubicada en el viejo casco sanisidrense, que tenía todas las características de las casas de antaño: paredes de ladrillo, con ventanas a la calle, corredores, amplios ambientes, entrada para coches que se guardaban en su interior, parque y añosos árboles. El desafío fue adecuarlo sin alterar la austeridad y calidez de su estilo: Hoy es nuestra casa, la de los abogados.

Opiniones

3
80%
Profesores
60%
Atención al alumno
60%
Temario
80%
Material
80%
Instalaciones
Anónimo
Es muy bueno la primera vez que los haces, si seguís otro año más en la matricula a los efectos de completar las horas de la especialización que requiere el posgrado de la UBA, se repiten las materias y los profesores.

Especializacion en Derecho de Familia, Niñez y Adolescencia

Histórico de cursos de Colegio de Abogados de San Isidro:

Este sitio utiliza cookies.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Ver más  |